Navigation
Tag archives for:

facial

SUERO RENOVADOR GLICOLAC LA ESPARTERÍA

Aunque hay quien dice que el verano es una actitud, nos guste o no, la estación de sol y playa se está acabando. Y acabadas esas largas exposiciones directas al sol, llega el tiempo de introducir los ácidos en nuestra rutina dermocosmética para delvolverle  a nuestra piel esa luz y esa uniformidad que ellos nos aportan.

Los ácidos son activos, que por su naturaleza provocan sobre nuestra piel, aparte de innumerables beneficios, la posibilidad de que si estos son utilizados a altas concetraciones, si hacemos un uso indebido de ellos o si nuestra piel es especialmente sensible, sensibilicen e irriten nuestra piel. Pero con una fórmula cosmética cuidada y equilibrada podemos conseguir que nuestra piel se beneficie de los efectos cosméticos que tienen estos activos y a la vez proteger la piel y minimizar los efectos adversos que estos puedan producirnos.

Os hablo a continuación de nuestro Suero Renovador Glicolac, de los activos que lo componen y de por qué se ha convertido en uno de los serum más recomendados en la farmacia y que más os gusta a vosotras/os.

 

ÁCIDO GLICÓLICO ÁCIDO LACTOBIÓNICO ÁCIDO HIALURÓNICO ALANTOINA

 

Nuestro Suero Renovador Glicolac es un gel fluido, una textura muy ligera, sin olor y que debemos aplicar cada noche antes de nuestra crema habitual. Es formado por una fórmula cosmética sencilla, equilibrada y que nos aporta todos los beneficios de los ácidos pero a la vez hidrata y protege a nuestra piel de los efectos irritantes de estos activos cosméticos. Os dejo a continuación su INCI

 

AQUA, ALCOHOL DENAT., GLYCOLIC ACID, GLYCERIN, SODIUM HYDROXIDE, LACTOBIONIC ACID, SODIUM HYALURONATE, ALLANTOIN, CAPRYLOYL GLYCINE, CAPRYLYL GLYCOL, DEHYDROXANTHAN GUM, DISODIUM EDTA, HYDROXYETHYLCELLULOSE.

 

ÁCIDO GLICÓLICO 10%. El cabeza de familia de los alfa hidroxiácidos tiene capacidad de microexfoliar la capa más superficial de la piel , disminuyendo el grosor del estrato córneo y favoreciendo la renovación celular. Al disminuir el grosor de la capa superficial de la piel, esta respirará mejor y tendrá menos tendencia a obstruirse formando imperfecciones, acné, puntos negros, milliums… y gracias a esta función también, elimina o mejora el aspecto de pequeñas marquitas y cicatrices superficiales, difumina pequeñas arrugas y líneas de expresión y aporta un aspecto uniforme y homogéneo a nuestra piel. A capas más profundas, estimula la síntesis de colágeno por lo que a nivel antiarrugas y antiflacidez presenta un gran potencial.

ÁCIDO LACTOBIÓNICO. Se trata de un polihidroxiácido que presenta las mismas propiedades que el ácido glicólico pero con la ventaja añadida de que además presenta características hidratantes (evita la pérdida de agua de la piel) y antioxidantes (evita la formación de radicales libres).

SODIUM HYALURONATE. Ácido hialurónico de alto peso molecular que se deposita en las capas más superficiales de la piel hidratándola y favoreciendo la retención de agua en esta. Piel tersa, jugosa e hidratada.

 

ALANTOINA. Sustancia química que estimula la cicatrización, la regeneración y la epitelización, es decir estimula la formación de células epiteliales nuevas y favorece el desprendimiento de células dañadas o envejecidas. Por lo tanto el efecto de disminución del grosor del estrato corneo se ve compensado con el efecto epitelizante de la alantoina. Piel renovada, tersa. Ideal para evitar cicatrices del acné.

 

CAPRYLOYL GLYCINE. Antibacteriano y seborregulador. Ideal en pieles acnéicas, mixtras y grasas.

Estos son los activos que encontramos en nuestro serum glicolac, una formula equilibrada y respetuosa, que aporta a nuestra piel lo que necesita.

Siempre que queráis saber la eficacia de un cosmético tenéis que darle la vuelta al envase y mirar su INCI o listado de ingredientes ordenados de mayor a menor cantidad. Porque ahí se encuentra el secreto. No es fácil descifrarlo, pero para eso nos tenéis a los farmacéuticos 🙂

Los SERUM, conoce sus beneficios

En los últimos años los serum han llegado al mercado dermocosmético pisando fuerte, desde entonces, es mucho lo que se ha investigado y avanzado en este campo, y cada vez son más eficaces para ayudar a las pieles más castigadas a recuperar su belleza.

¿Sabes exactamente qué es un serum? ¿En qué se diferencia de una crema hidratante? ¿Quién los debe usar y quién no? ¿Qué tipos de serum hay? ¿Cómo se aplica?

 

serumgota

Un serum (o suero) es un preparado tópico con una concentración en principios activos muy superior a la de una crema.  Hay serum específicos para el contorno de los ojos,  para rostro y escote y para el cabello.

Generalmente, los serum  tienen una textura muy fluida y de baja viscosidad; su tacto es acuoso y de fácil penetración a través de la piel por lo que no dejan una sensación grasa en ella. Con unas pocas gotitas es suficiente para una aplicación.

¿Qué diferencias hay entre un serum y una crema?  El serum lleva una concentración mucho más elevada de los principios activos para lo que está hecho y penetra a través de las capas de la epidermis (una crema no) maximizando el efecto de estos; por tanto los serum pertenecen al grupo de los llamados “cosmecéuticos”. Pero ojo, un serum no hidrata y no tiene factor de protección solar, por lo que es fundamental usar a continuación de este una crema hidratante complementaria ya que no protege a la piel de los factores externos a los que está expuesta diariamente.

Cuidado con las pieles hipersensibles e hiperreactivas, la elevada concentración en principios activos de algunos serum pueden irritarla, apareciendo pequeñas rojeces y picor; si tienes este tipo de piel no te preocupes, solo hay que saber escoger el adecuado.

Los serum, al igual que las cremas, tienen una acción específica, puede ser antiedad, reparadores, reafirmantes, para devolver la luminosidad, con efecto lifting, despigmentantes, antioxidantes, antiarrugas, antiacné… es muy importante saber elegir el producto adecuado para tu tipo de piel y sus necesidades.

 

serum apivitaa

 

La aplicación ideal de un serum es dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche, antes de la crema, pero si decides usarlo solo una vez es preferible que sea por la noche, ya que es el momento en el que las células se regeneran. Aplicar 2 o 3 gotitas, repartir por todo el rostro con suaves movimientos de dentro hacia fuera y terminar con unos pequeños toquecitos con la yema de los dedos para favorecer su absorción.

Hay 2 aspectos clave en la eficacia de este tipo de productos.

  1. Constancia, si te animas a usarlo, debes de usarlo correctamente.
  2. Escoger adecuadamente, en esto podemos ayudarte, es fundamental que uses el tratamiento facial que tu piel necesita, consulta siempre a tu dermalógo/a o tu farmacéutico/a antes de malgastar el dinero o de hacer daño a tu piel.

 

 

conoce y cuida tu piel2

 

Como opinión personal, un buen serum me parece una apuesta segura y el complemento perfecto a toda rutina facial, los distintos laboratorios dermatológicos luchan por posicionarse en este sector, dando lugar a que los productos que se están incorporando recientemente al mercado sean cada vez de una mayor calidad y concentración; hay que recordar que la cantidad de principio activo que tienen 40 ml de crema se pueden encontrar perfectamente en 10 ml de serum…realmente, merece la pena.

Espero que os haya resultado interesante, un saludo 🙂

Back to top