Navigation
Tag archives for:

consejo

HALITOSIS, UN PROBLEMA MUY COMÚN

La halitosis es un signo clínico caracterizado por mal aliento u olor bucal desagradable. Afecta al 25% de la población, afectando negativamente a las relaciones sociales e interpersonales de aquel que lo padece.

Si bien en más del 85% de los casos el origen del mal aliento (o halitosis) está ligado a un origen bucal y de tipo bacteriano, en otros casos también puede estar relacionado con problemas a nivel de las vías respiratorias o con problemas estomacales.

 

halitosis - mal aliento1

 

Algunos de los elementos que pueden estar en el origen del mal aliento son las caries, el consumo de alcohol, el tabaco, tomar poco líquido y consumir una dieta muy baja en calorías. Asimismo, también pueden desarrollar este problema las personas que tienen problemas en sus encías y quienes consumen cierto tipo de medicamentos.

Los agentes responsables del olor desagradable que acompaña a la halitosis son las bacterias anaeróbicas ubicadas en la boca (están en la lengua y en la garganta). Algunas bacterias, en su actividad, producen azufre y otros elementos sulfurosos como sustancias de desecho.

 

El tratamiento de la halitosis, no resultante de otras enfermedades (estomacales, respiratorias…), tiene distintas posibilidades:

  • Evitar el tabaco, alcohol, café y alimentos de intenso sabor u olor como el ajo, que potencian la halitosis.
  • Ingesta abundante de agua: se recomienda beber entre uno y dos litros de agua al día para favorecer la producción de saliva.
  • Cepillado dental, como mínimo tres veces al día o después de cada comida principal y sobre todo nunca olvidar antes de ir a dormir por la noche. El cepillado de los dientes debe realizarse en todas sus caras y también debe incluir el dorso de la lengua. Se recomienda un cepillo dental suave si sangran las encías y una pasta de dientes que no contenga flúor.
  • Colutorios bucales (especialmente los que contienen agentes antisépticos) tras el cepillado o entre cepillados. Su eficacia es transitoria y no deberían sustituir al cepillado dental sino complementarlo.
  • Uso de seda dental: para eliminar los restos de comida incrustados entre los dientes. Debe realizar después de las comidas y antes del cepillado dental.
  • Masticar chicle sin azúcar: es otro remedio contra la halitosis entre las comidas o entre cepillados de dientes, debido a que se aumenta la producción de saliva. Tampoco debe sustituir al cepillado dental. Los chicles con Xilitol, además, tienen un efecto bacteriostático debido a la neutralización de los ácidos y evitan la formación de placa dental.
  • Acudir a un odontólogo que explore la cavidad oral, todas las piezas dentarias y las encías, y que bajo su criterio médico, le aconseje una solución eficaz y personalizada a su problema.

 

sonrisa

550x98cabecera

Back to top